Leemos cada día muchas noticias del sector, todos prediciendo fechas, todos explicando el como se podrá volver a la nueva normalidad. Intententemos hacer una evaluación ecléctica de todas ellas.

Las fechas que se proponen son susceptibles de variar en función del grado de afectación y riesgo de cada región española.

La realidad que vivimos es que los bares y restaurantes están cerrados desde el pasado 14 de marzo por el estado de alarma decretado por el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus, con la única salvedad del servicio de envío de comida a domicilio.

Los más optimistas predicen que las terrazas podrán comenzar a operar de nuevo entre el 10 y el 25 de mayo, talvez con limitaciones de aforo, se rumorea que se deberá reducir en cerca de un tercio su capacidad habitual. Otros dicen que los ayuntamientos permitiran, donde se pueda, ampliar las terrazas para que haya separación pero los negocios no pierdan capacidad.

Rumorean que a partir del 25 de mayo, sería el turno para los establecimientos de más de 70 metros cuadrados que tengan servicio de mesa, en los que el aforo también se vería reducido en cerca de un 33 % y donde se usarían «medidas de separación». Por el momento no hay estimaciones sobre cuándo reabrirán los locales de menos de 70 metros.