Llega el mes de diciembre y la mayoría de vosotros estáis pensando en prepara los menús de empresa, muchos otros que habéis visto un local que se traspasa en Madrid o Barcelona, estáis planeando como hacerlo lo más eficiente posible para aguantar el año hasta que llegue la temporada navideña.

Una vez más os traemos un interesante artículo del Blog de Diego Coquillat…

Un estudio realizado por la Asociación de Empresas del Gran Consumo (Aecoc) a través de su plataforma Shopper View AECOC ha sacado a la luz algunas de las razones por las que los españoles son reticentes a comer fuera de casa.

Más de 3.000 consumidores de ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia, Coruña, Vigo, Bilbao y Baleares han participado en el estudio denominado “Cómo recuperar al consumidor de fuera del hogar” y en él han mostrado sus más sinceras opiniones acerca de por qué no visitan los restaurantes o aquello que podría hacerles cambiar de opinión.

Lo primero que se deduce de la encuesta es que son los trabajadores de mediana edad y los mayores de 55 años los que comen fuera de casa más a menudo y en el caso de los últimos, suele ser a media mañana cuando van a tomar su desayuno en cafeterías y bares. Mientras, los menores de 45 años suelen reservar estas actividades para el fin de semana, cuando disfrutan del tiempo de ocio que les permite su trabajo, y lo concentran en comidas, cañas, meriendas y cenas.

Los españoles no están para tirar la casa por la ventana y, aunque en este año 2015 el mercado gastronómico está experimentando un cierto repunte que a principio de curso se preveía del 3%, una de las peticiones en la que más insiste el consumidor medio es la oferta de menús más económicos para el día a día. A un lado quedan las cartas, ya que la opción de menú cerrado es la preferida por los encuestados, una opción más barata y cómoda, que reduce el tiempo de toma de decisión y de espera entre plato y plato.

Puedes leer todo el articulo aquí.