Muchos hosteleros están cansados de tener un viernes por la noche el restaurante lleno, teniendo que rechazar reservas, y de repente tienes 3 reservas, 10 personas, que no aparecen a su reserva, no cancelan, y no avisan.

Este artículo del Blog de Diego Coquillat te dará unas claves para reducir al minimo los maldito No Shows.

En el mundo de la restauración no son pocos los obstáculos a los que hay que hacer frente día tras día para levantar un negocio. Que se lo digan a los dueños y encargados de bares y restaurantes, los que además de lidiar con licencias e inspecciones, proveedores, facturas y albaranes, contrataciones, etc., deben enfrentarse cada día a las reservas fallidas, lo que se conoce como no-show: reservas que nunca aparecen.

Una práctica que afecta a diversos sectores, y que si bien en el de la restauración por el momento tan sólo supone un 37% de las reservas totales, llega a afectar directamente a la actividad diaria de los restaurantes.

Es cierto que los no-shows no influyen igual en todos los negocios, ya que dependerá, entre otros factores, del volumen de trabajo habitual de cada restaurante, la demanda que tenga o el precio de su carta. Sin embargo, estas ‘mesas colgadas’ pueden suponer significativas pérdidas en la facturación mensual.

Continúa leyendo